Evolución y análisis de la odontología en España

Evolución y análisis de la odontología en España

La recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en relación a la ratio del número de dentistas por habitante recomienda que haya un odontólogo por cada 3.500 habitantes. En nuestro país, según los datos facilitados en el informe “La profesión en cifras” elaborado por el Consejo General de Colegios Oficiales de Dentistas y la Fundación Dental Española, se estima que serán cerca de 39.000 el número de dentistas colegiados en nuestro país en el año 2020, por lo que la proporción se estima que será de 1 odontólogo por cada 1.200 habitantes, cambiando también el perfil de dichos profesionales, pues el número de mujeres colegiadas se muestra en un continuo aumento pasando del 44 % anterior al 53 % en 2020 y siendo Guipúzcoa la provincia con más mujeres entre los dentistas. Del mismo modo, la media de edad también desciende pasando de los 40 años de edad media anterior a los 38 años de media actuales.

Las estadísticas del año 2017 muestran que en España están registradas 21.628 clínicas dentales distribuidas por todo el territorio nacional, si bien son las comunidades autónomas de Andalucía, Madrid y Cataluña las que absorben el 50 % de los establecimientos. En cuanto a la ocupación laboral de profesionales, Madrid se sitúa a la cabeza de la media laboral con 2,3 dentistas por clínica, seguido de Murcia, con 1,8, Valencia, con 1,7 y Cataluña con 1,6 dentistas por clínica dental, siendo la media estatal de 1,6 profesionales por establecimiento, generando que algunas ciudades puedan bajar de 1.000 habitantes por dentista, como por ejemplo Madrid con un dentista por cada 788 habitantes o Valencia con un dentista por cada 992 habitantes. Solo nueve provincias españolas, Huelva, Zamora, Soria, Toledo, Cuenca, Segovia, Ávila, Palencia y Guadalajara, junto con las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, cerraron el año 2018 con más de 2.000 habitantes por cada dentista colegiado en activo.

Comparativamente en los países de la eurozona la media se sitúa en un dentista por cada 1.450 habitantes, ya que por ejemplo Polonia tiene 1 profesional por cada 2.853 habitantes, Malta 1 por cada 2.234 habitantes, Lituania tiene 1 profesional por cada 1.021 habitantes o Grecia 1 por cada 799 habitantes.

Otras de las características de la odontología en nuestro país son:

  • La gran mayoría de las clínicas dentales en España son privadas. Más allá de los profesionales que trabajan en centros de salud, es habitual que en nuestro país las clínicas formen parte de iniciativas privadas. Así, una de las más valoradas en la actualidad es Cuidadent, un centro odontológico independiente y de alto compromiso con sus pacientes. Del mismo modo, las franquicias también han iniciado una importante expansión por el país, pues según recoge la Asociación Española de Franquiciadores en su informe “La Franquicia en España 2017” en el sector “Centro de Salud” establece que en sus 970 establecimientos que dan trabajo a 5.224 empleados se facturan 411,7 millones de euros.
  • El tamaño de las clínicas. La superficie de las clínicas es muy variable y en consonancia con su tamaño pueden tener varios gabinetes, situándose la media de las mismas en tres sillones o gabinetes.
  • Número de profesionales por clínica. Como media, en cada clínica dental trabajan dos dentistas a tiempo completo, mientras que el resto son profesionales a tiempo parcial o colaboradores que trabajan con varias clínicas a la vez. El 75,9 % del total de las clínicas dentales son de odontología general, mientras que el 24,1 % restante están especializadas en alguna de las especialidades del sector como ortodoncia, endodoncia, periodoncia, odontopediatría, cirugía, etc. Las especialidades que más han crecido en el año 2018 teniendo en cuenta el número de pacientes atendidos han sido la ortodoncia, la implantología, los tratamientos rehabilitadores y la estética dental.

Protésico dental

El técnico superior en prótesis dentales o protésico dental es el profesional encargado de organizar, diseñar, fabricar, reparar prótesis y órtesis dentofaciales, tanto de resina como metálicas fijas o movibles, adaptadas al modelo que necesita el paciente, y realizadas a partir de las prescripciones del odontólogo, cirujano maxilofacial… La titulación correspondiente se obtiene tras la superación de un ciclo de formación profesional de grado superior. Estos profesionales deberán contar con una gran habilidad y destreza visual y manual, capacidad de análisis y atención a los detalles, meticulosidad, concentración, orientación espacial, razonamiento lógico y mecánico, minucioso, etc.

Según datos presentados por el Instituto Nacional de Estadística se estima que en el año 2018 en nuestro país el número de profesionales protésicos dentales creció en un 3,2 %, quedando fijado en 7.477, de los que solamente el 28,8 % son del sexo femenino.