Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Compartir

El melocotón ofrece un alto contenido en potasio

El melocotón es fuente de vitaminas A, B1, B2 y C. También nos aporta calcio, potasio, fósforo, hierro, manganeso y flavonoides. Esta fruta fortalece el sistema inmunológico gracias a sus antioxidantes.

Los duraznos o melocotones son una buena fuente de carotenoides y polifenoles. Es una de las frutas más típicas del verano y las variedades se pueden clasificar de diferentes formas.

En su misma familia botánica nos podemos encontrar manzanas, peras, cerezas, albaricoques, ciruelas, nectarinas, fresas, zarzamoras o almendras .

Los principales países productores de melocotones son Italia, China, España, EEUU, Grecia y Francia. En nuestro país destacan los melocotones de Teruel y los de Murcia. En Teruel vas a poder disfrutar del melocotón de Calanda.

El hotel Villa María sabe bastante sobre esta fruta, ya que se encuentra en plena Sierra de Gudar (Teruel).

Decidimos pasear por su entorno rural, así que estos profesionales nos contaron que el melocotón de Calanda cuenta con Denominación de Origen Protegida y recoge su cosecha en octubre.

Esta fruta no puede conservarse por debajo de 8 ºC para evitar su deterioro. Los melocotones son realmente fáciles de incorporar a diferentes platos como ensaladas, batidos, macedonias de frutas, helados, tartas…

Las personas que quieren perder peso pueden disfrutar de esta fruta, ya que
un melocotón aporta 74 kilocalorías y contiene mucha agua.

Su consumo es altamente recomendable para prevenir los problemas del corazón. La fibra que contiene mantiene un tránsito intestinal regular y ayuda a la correcta absorción de los hidratos de carbono.

Las personas con hipertensión pueden optar por esta fruta, ya que ofrece un alto contenido en potasio y bajo aporte de sodio. También ayuda al fortalecimiento de los tejidos, previene la caries dental y enfermedades de las encías.

A la hora de elegir los melocotones, no deben contener manchas marrones ni estar muy verdes. Pero, si están un poco verdes es mejor dejarlos fuera de la nevera a temperatura ambiente.

Si aprietas suavemente con el dedo la parte del tallo y cede un poco, es que está maduro, pero aún bastante firme. Sin embargo, si se hunde es que está demasiado maduro.

Las nectarinas o briñones son una variedad de melocotón sin vello en la piel. Esta variante se produce en el mismo árbol melocotonero como un brote mutado que se injerta.

«El primer registro conocido de la nectarina data de 1616 en Inglaterra. En la actualidad, Asia, Estados Unidos y la Cuenca Mediterránea son los principales productores y España se coloca como principal productor de la Unión Europea», informan desde ABC.

Composición nutricional por unidad:

kcal: 74

Agua: 172 g.

Proteína: 1,2 g.

Grasa: 0,2 g.

Hidratos de carbono: 18 g.

Fibra: 4,6 g.

Potasio: 320 g.

Magnesio: 18 mg.

Vitamina C: 62 mg.

Vitamina A: 34 µg.

¿Cómo preparar melocotones en almíbar?

Uno de los métodos más deliciosos de preparar los melocotones es en almíbar. Los expertos explican que el almíbar casero te permitirá controlar la cantidad de azúcar que consumes. Si tienes melocotones en el frutero, no dudes en probar esta deliciosa receta.

Si llegan visitas imprevistas tendrás un postre veraniego y saludable. Además, con este postre obtendrás los beneficios del melocotón.

Es muy frecuente su uso para la decoración de tartas. El almíbar le añade un sabor dulce muy especial y una textura húmeda. En este artículo, te enseñaremos a preparar unos melocotones en almíbar. ¡Toma nota!

Ingredientes

1 kg de melocotones maduros

500 g de azúcar

1 litro de agua

El zumo de medio limón

1 rama de canela

2 clavos de olor

Preparación

1. Comienza por pelar los melocotones. Para hacerlo de manera fácil, puedes escaldarlos en agua hirviendo durante unos segundos y luego sumergirlos en agua fría.

2. Corta los melocotones por la mitad o en rodajas y retira el hueso.

3. En una olla grande, coloca el agua, el azúcar, el zumo de limón, la rama de canela y los clavos de olor.

4. Lleva la mezcla a ebullición y deja que hierva durante unos minutos.

5. Añade los melocotones a la olla y reduce el fuego a medio-bajo.

6. Cocina los melocotones en el almíbar durante aproximadamente 15 minutos.

7. Deja que los melocotones en almíbar se enfríen completamente a temperatura ambiente.

8. Puedes dejarlos reposar durante unas horas.

9. Una vez que los melocotones estén fríos, puedes guardarlos en un frasco de vidrio y asegúrate de cubrirlos con el almíbar para que se conserven adecuadamente.

Si deseas conservar los melocotones en almíbar durante más tiempo, coloca los frascos en una olla con agua y hiérvelos durante unos 15 minutos.

Con este truco conseguirás crear un sellado hermético. Puedes servirlos con helado de vainilla, nata montada, yogures, cereales, helado de chocolate blanco, galletas, merengue…

Scroll al inicio