Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Compartir

Guía para adquirir una casa en la playa

A la hora de adquirir una casa en la playa debemos ser conscientes de que supone una elevada responsabilidad. En romerplaya.es llevan muchos años lidiando con compradores y vendedores de apartamentos y casas en la playa, lo que les ha llevado a la conclusión que en el sector los clientes en su mayoría no tienen tan claras las cosas a la hora de comprar una casa en las zonas de playa.

Por todo ello, creemos que puede ser útil una guía para saber cómo hacerlo:

No comprar por impulso

Adquirir una vivienda supone un desembolso de cierta importancia. No queremos descubrir nada, pero es necesario pensárselo bien.

Decidir en qué zona comprar

Si hablamos de comprar una casa en la playa, existen dos factores en los que hay que pensar. No solo es el precio, también poder comprobar que tanto a medio como a largo plazo puede llegar a ser una inversión de lo más rentable.

Lo mejor es que si se quiere una casa en la playa para descansar, hay que elegir las zonas en las que nos vamos a sentir más a gusto. En cuanto las tengas dedicidas, elige según la reinversión que pueda llegar a aportar.

Conocer la zona

Nunca te pongas a adquirir en una zona que no conozcas o donde no te hayan asesorado. Hay que saber si el lugar es seguro, lo que se dice de los vecinos y demás temas que nos pueden condicionar la estancia allí.

¿Será 1ª o 2ª residencia?

Se suele asociar la adquisición de una vivienda en la playa con la segunda residencia, pero no olvidemos que existe mucha gente que adora vivir junto al mar.

¿Cómo se pagará?

Aquí hay que saber qué clase de hipoteca vamos a elegir, si será de tipo fija o variable o si pensaste en otras formas de hacerlo.

¿Sabes cuáles son los gastos que se asocian a la vivienda?

Hablamos de un elemento en el que hay que pensar siempre. Hablamos de las cargas pendientes como los gastos a los que hay enfrentarse para poder mantenerla todos los meses.

Es un hecho que comprar una casa en la playa tiene una serie de matices, por lo que hay que pensar en todo lo que te hemos dicho, añadirle la hipoteca y si crees que debes de añadir algún matiz más, hacerlo.

En este sentido, provincias como la malagueña o la alicantina son las que tienen mayor número de solicitudes, además de ser las que se pueden revalorarizar, tanto en el corto como en el medio plazo.

Una vez te hemos dicho todo esto, creemos que es importante hablar de una serie de razones para convencerse de que adquirir una casa en una zona de playa es buena decisión.

Una oferta diferente de ocio

Lo bueno que tiene contar con una casa en la playa es el acceso a una oferta de ocio distinta de la que podemos disfrutar en tu casa habitual. Por todo esto, ya es una alternativa que merece la pena tener en cuenta.

Buen momento para adquirir

Creemos que puede ser un óptimo momento ahora que ya se está pasando la pandemia y la gente está con ganas de volver a la vida “normal. Los precios de momento están estabilizados, pero de cara al medio plazo es bastante probable que suban, por lo que puede ser buen momento.

Se va a poder alquilar siempre

En el caso de que te canses de tu casa situada en la playa, o no quieres ir hasta donde se encuentra de vacaciones este verano, siempre se puede alquilar y sacarse gracias a ello un dinero extra. Por todo ello, el inmueble puede ser un activo de gran importancia de cara a la economía personal.

Todo esto hace que, si compras la vivienda y no has pensado en venderla, puedes seguir teniendo un rendimiento en materia económica.

Escaparse cuando uno quiera

Si pensamos que contamos con un fin de semana libre de ataduras profesionales y queremos alejarnos de la cotidianeidad de las jornadas, un hogar junto al mar es uno de los mejores planes para evadirse, ¿no?

Después de todo lo que te hemos dicho, seguro que ves mucho más claro lo interesante que puede ser contar con un hogar en la playa, como ves, las cosas positivas son muchas más que las negativas, por lo que merece la pena contar con ello a la hora de valorar la posibilidad de comprar una casa en la playa.

Así que ya sabes, ahora te toca a ti decidir qué hacer. ¡Suerte en tu elección!

Scroll al inicio