El tomate y sus beneficios

El tomate y sus beneficios

Conforme conocemos más el tomate más sorpresas nos depara. Hablamos de una planta que como dicen desde la marca especializada en tomate Hida, es toda una superviviente, donde los frutos tienen propiedades tan sanas que los laboratorios los encapsulan incluso en píldoras.

Propiedades del tomate

No tiene demasiadas calorías, puesto que 100 gramos solo dan 18 calorías, puesto que la mayoría del peso es agua. El sabor agridulce se debe a que una reducida cantidad de azúcares y ácidos hacen que sea rico y de lo más digestivo.

Beneficios del tomare para nuestra salud

Dicen varios que los individuos que terminan consumiendo mayor cantidad de licopeno necesitan una protección extra frente a las enfermedades de carácter cardiovascular, reduciéndose los riesgos de padecer diabetes y otras enfermedades que se asocian al envejecimiento prematuro.

De lo más indicado para nuestros huesos

El licopeno es uno de los responsables del magnífico estado de los huesos, especialmente para las mujeres una vez pasan la menopausia.

Anticáncer

Tiene una gran propiedad anticancerígena, estando relacionado con varios órganos. Es un gran antioxidante, siendo el licopeno más potente que la vitamine E y el efecto se multiplica al estar acompañado de otros carótenos.

Hay estudios en los últimos años que dicen que los tomates amarillos y anaranjados tienen menor cantidad de licopeno que los rojos, pero los podemos hallar en forma de tetra-cis-licopeno, que se puede asimilar más fácilmente por nuestro cuerpo.

Hay estudios que también dicen que los tomares de color amarillo y naranja tienen una cantidad menor de licopeno que los rojos, pero lo cierto es que está en forma de tetra-cis-licopeno, que se puede asimilar por el cuerpo.

Mejor cocinado que comerlo crudo

Se dice que es mejor tomarlo cocinado, puesto que el licopeno se absorbe el triple de eficazmente una vez el calor rompa las membranas de las células y permitan su salida.

Gran aliado del corazón

Las importantes propiedades del licopeno han hecho que los científicos de la prestigiosa Universidad de Cambridge hayan investigado la eficacia de tomar a diario una píldora para tratar las enfermedades de corazón.

Los estudios dicen que esta clase de compuestos mejoran la flexibilidad de los vasos sanguíneos y se previenen las recaídas de las personas enfermas.

Las hierbas aromáticas lo potencian

Cuando se habla de su condimentación, debemos saber que son pocos los alimentos que combinan con una variedad grande de hierbas o de especias. Entre ellas el orégano, o la albahaca. El tomate está también muy rico con hojas de cilantro fresco.

Siempre le han ido muy bien los sabores picantes, pues es como acostumbra a ser preparado en los países de donde proviene. Por este motivo el pimentón o la pimienta son buenos para acompañarlos, además del jengibre, que puede emplearse para que se le de el carácter a la salsa de tomare o al zumo.

Otra de las mejores combinaciones es con clavo de olor, que es una especia que es utilizada en las recetas de kétchup.

¿Cómo se quita la piel?

Si bien es cierto que la piel puede dejarnos un sabor amargo, lo mejor es pelarlos antes de proceder a ser cocinados. Para quitarles la piel, primero hay que hacer un corte superficial en la base, con forma de cruz, para después escaldarlos en agua hirviendo por espacio de unos 15 segundos. Después se escurrirán, para sumergirse en agua fría y pelarse con un cuchillo.

A la hora de reducir la acidez, muchas de las salsas en las que el tomate es el protagonista suelen usar el azúcar, siendo bastante más saludable y se obtiene mejor resultado si le añadimos concentrado de manzana o algo de canela.

Cuando queremos extraer las semillas, es mejor hacerlo una vez cocidas, por ejemplo con la ayuda de un colador chino, para aprovechar su rico sabor.

Compra y conserva

Lo mejor es optar por las variedades de carácter local, así como ejemplares de piel tersa y sin golpes. Descartemos los que presenten partes verdes o amarillentas próximas al tallo que no correspondan con el tono natural, pues será que se han estado almacenando en condiciones más que mejorables.

Los tomates van perdiendo el aroma de forma rápida cuando pasan a estar refrigerados, por lo que siempre es bueno que se almacenen a la temperatura ambiente y con la protección de la luz. Si se adquieren o se cogen verdes y queremos acelerar la maduración, podemos introducirlos en una bolsa de papel con una manzana que esté ya madura.

Con esto, seguro que ya eres más consciente de que merece la pena apostar por el tomate, ¿no?