Las empresas siguen favoreciendo la desigualdad entre sexos

Las empresas siguen favoreciendo la desigualdad entre sexos

“Spain is different” y a pesar de que en Europa se apoya cada vez más la igualdad laboral entre hombres y mujeres (aunque quede mucho camino por recorrer) en España nos llevamos la palma de oro. A pesar de los intentos de mejorar la situación laboral de la mujer, el 90% de las empresas españolas obligadas a aplicar la ley de igualdad no lo hace ni fomenta medidas de conciliación entre sus trabajadores según afirma el diario ABC.

Obviamente no todas las empresas son iguales, el problema es que la generalidad de las mismas hace oídos sordos a la obligatoriedad de aplicar esa ley, de hecho, nueve de cada diez compañías desoyen las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

La diferencia salarial que sigue existiendo entre el hombre y la mujer (precio medio de 15,87 euros frente a 13 euros por hora) por el mismo trabajo es alarmante y la división por sexos que sigue existiendo en algunos sectores lo es mucho más: en el rol de la mujer está primero la familia y en el rol del hombre lo primordial es lo social.

Organizaciones como DCH, Organización Internacional de Directivos de Capital Humano, ponen a disposición de los directivos de departamentos de Recursos Humanos un entorno en el que puedan compartir experiencias, conocimientos y logren generar una red de contactos de gran valor profesional. De este modo promueven el desarrollo social en las empresas e informan y divulgan cualquier iniciativa, tendencia o noticia relacionada con el sector de los recursos humanos entre las cuales destaca la ley de igualdad. Su labor es necesaria y debe ser apoyada y respaldada por empresas y gobierno a partes iguales con el fin de que puedan llegar a más gente y de que esa desigualdad cada día vaya reduciendo márgenes, aunque sea igual de lento que como ocurre en Europa en la mayoría de los casos.

Si nos comparamos con la notas globales, somos los segundos de Europa en lo que se refiere a paro femenino. En España es del 25,4%, superados sólo por Grecia. Además, de los 28 países que conforman la Unión Europea y que están bajo el análisis de Eurostat, 17 han reducido su brecha salarial respecto al año anterior, mientras que España, Luxemburgo y Polonia mantienen el mismo porcentaje de brecha. Pero es que la cosa no queda ahí: la población activa femenina ha descendido en los últimos años. Según el INE, del 2012 al 2015 hemos descendido en 100.000 mujeres en activo siendo Asturias, Ceuta, Melilla y extremadira las regiones con una tasa de actividad femenina inferior.