En España cada vez más personas llevan gafas

En España cada vez más personas llevan gafas

El sol de España es una ventaja en todos los sentidos, de hecho, puede ser nuestra seña de identidad. Uno de los recuerdos que tengo durante mi erasmus era escuchar “sol, vino y toros” cuando decía que era de España, y excepto por lo último es un verdadero orgullo tener el sol y el vino. Créeme, después de estar unos meses con nubes y sintiendo como la piel pide a gritos el sol, ni el vino calma la necesidad de ver al astro rey en lo alto del cielo.

Quizá el mayor problema de tener el sol son las consecuencias en nuestra salud que tiene el mismo, pues el sol puede crearnos graves problemas de salud. El más famoso es el cáncer de piel, un verdadero enemigo de nuestra salud con una difícil solución. Si tomas el sol sin ningún tipo de protección solar de manera continuada, es más probable que cojas este tipo de cáncer pues la piel tiene memoria y recuerda los daños causados con anterioridad.

Es por eso que se recomienda siempre que se sale al aire libre el uso de crema solar, pues los rayos UV y UVA son muy perjudiciales para nuestra piel. Y también se recomienda tomar el sol fuera de las horas en las que los rayos alcanzan la tierra con más potencia, que es a medio día (aunque para muchas personas es totalmente imposible estar en la calle a esas horas).

Pero sin duda, uno de los problemas más graves que deja el sol en nuestra salud son los problemas de vista. La vista es uno de nuestros sentidos más importantes, y bien lo sabemos aquellos que desde bien pequeñitos llevamos gafas. El uso de gafas solares es algo más que por estilo, es una verdadera necesidad.

Casi el setenta por ciento de la población tiene problemas de vista

La presbicia es un signo ocular del envejecimiento. Pero hay más patologías asociadas a la edad que van en aumento, debido a la mayor esperanza de vida de la creciente población anciana. De ahí la importancia de revisarse la vista a partir de los 40 años, como recuerda el oftalmólogo Iñaki Rodríguez. «Son enfermedades de evolución lenta que a veces tienen tratamiento y, en ocasiones, este las frena, así que cuanto antes se detecte, antes se la podrá parar. Por eso es importante la detección precoz y la información sobre sus factores de riesgo», insiste el también presidente de la Asociación Oftalmológica del Norte. Las cataratas, el glaucoma o la degeneración macular asociada a la edad (DMAE) son algunas de ellas.

Con el paso de los años, el cristalino va perdiendo transparencia y volviéndose amarillento y turbio. Como consecuencia surgen las cataratas, un problema muy común entre las personas mayores (se calcula que 3 de cada 4 mayores de 75 años la padecen) y una de las deficiencias más operadas (7,8 % de los ciudadanos han pasado por el quirófano para corregirla). Se manifiesta con visión borrosa y sensibilidad a la luz y al deslumbramiento, entre otras señales. Pero no solo la edad es la culpable. También la tienen la obesidad, la dieta, la diabetes, el tabaquismo y el alcohol. Por fortuna, investigaciones como esta, ya hablan de reducir un 30 % su aparición gracias a la vitamina K.

Mientras, el llamado el «ladrón silencioso de la visión» se presenta a partir de los 40 años y ostenta el título de ser la principal causa de ceguera irreversible, por detrás de las cataratas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Reducción del campo visual periférico (visión en túnel) o halos alrededor de las luces están entre las dificultades asociadas al glaucoma. Esta enfermedad degenerativa es más frecuente entre miopes, diabéticos y personas con presión intraocular alta. Por eso, de nuevo son fundamentales las revisiones visuales anuales a partir de los 45 años. El uso de colirios o la cirugía, como apunta la Sociedad Española de Oftalmología, tratan de que no avance.

Una manera de corregir los defectos de visión es mediante la cirugía, y aquí elegir a la mejor clínica tiene muchos beneficios, como los que proporciona las Clínicas Oftalmológicas Centrofama, una clínica oftalmológica en Murcia con más de veinticinco años de experiencia a la vanguardia de la cirugía ocular, que le han convertido en un referente a nivel nacional.