España, a la vanguardia técnica en el automovilismo de competición

España, a la vanguardia técnica en el automovilismo de competición

España es uno de los países más punteros en muchos campos de nuestro día a día y es que, por suerte, podemos sentirnos orgullosos de vivir en un país que no se queda quieto y en el que cada mañana sus ciudadanos se levantan para seguir siendo productivos y crear. Entre otros, somos los creadores de inventos tan conocidos mundialmente como puede ser la fregona o el Chupa-Chups, pero estos no son los únicos y es que además de inventar también hemos contribuido en otros muchos avances que hoy en día nos sirven para hacer de este un mundo algo mejor.

Por ello, a lo largo de las siguientes líneas os queremos proponer un tema, el mundo del automovilismo de competición. Sin duda, uno de los campos más desconocidos para nosotros pero que, sin embargo, tiene en nuestro país uno de sus nodos tecnológicos y es que España es uno de los lugares más vanguardistas en lo que a automovilismo se refiere. Por ello, os sugerimos que sigáis leyendo el post para poder conocer un poco más a fondo como se trabaja en España y por donde pasará el futuro de la automoción. 

El mundo de la competición de motor desde siempre ha estado ligado muy de cerca a nuestro país y es que, aunque este se considere un deporte de ricos, tanto que en los primeros años quienes corrían eran personajes de la nobleza, lo cierto es que con el paso del tiempo se fue abriendo a todo tipo de públicos. Además, las diferentes modalidades que han ido surgiendo con los años también han ayudado a que cada uno de lo miles de seguidores del motor encuentre su competición ideal y, si es bueno y apasionado de ella, es muy probable que con los años se acabe dedicando en cuerpo y alma a ella. Para ello, desde hace muy poco tiempo existe en Madrid un instituto impulsado por uno de los hombres más reconocidos en el mundo de las cuatro ruedas, Teo Martín, quien además de llevar apostando durante muchos años por dignificar el deporte del motor, también trata de llevar su afición a las nuevas generaciones y para ello, gracias a su iniciativa privada dio vida al MSi, el centro de alto rendimiento del motor en Madrid. Una escuela de formación en la que los jóvenes más apasionados harán horas extra y buscarán ser los mejores ingenieros, mecánicos y, por tanto, el relevo para el personal del mundo del motor que trabaja en la actualidad. 

Pero lo cierto es que para ser uno de los más punteros en el mundo, una de las cosas que más claras debemos de tener es que antes de lograr la perfección romperemos muchos motores, culatas, turbos y cajas de cambios a lo largo de nuestras vidas, es por ello por lo que Reconstruidos Mober es nuestro mejor aliado para poder seguir avanzando y es que tan importante es saber afinar un motor como también lo es contar con las manos de expertas para su reconstrucción en caso de que este gripe o directamente parta. Gracias a ellos y a su técnica podremos seguir probando los componentes más delicados de todos nuestros vehículos hasta llevarlos a límites insospechados que nos hagan conocer cual es su rendimiento real con el paso del tiempo y con los esfuerzos a los que los podemos llegar a someter. Esto es muy importante, sobre todo, en lugares clave como el Centro Tecnológico de Automoción de Galicia, donde se estudia por donde pasarán los automóviles del futuro, así como por donde podemos mejorarlos para convertirlos en máquinas mucho más seguras y avanzadas.

La competición de dos ruedas también es clave para España

No solo el mundo de las cuatro ruedas tiene una parada clave en España, sino que también el de las dos ruedas. Sin ir más lejos, nuestro país es el único que cuenta con cuatro grandes premios del mundial y uno de ellos se disputa en la catedral del motociclismo, Jerez, pero lo cierto es que otro de los que conforman el certamen se corre a escasos metros de un campus dedicado a la automoción, el que conforma el Motorland de Alcañiz, en Aragón. Asimismo, la empresa propietaria del campeonato mundial, Dorna, también tiene raíces españolas, por lo que también en las dos ruedas somos una de las mayores potencias que existen.