Beneficios de la leche condensada

Beneficios de la leche condensada

La leche condensada es un producto que como nos recuerdan los expertos de milvalles.es tiene muchos beneficios, casi in cuantificables. No hablamos solo de que es un producto que suele gustar mucho en los postres o como de acompañante del café, también tiene múltiples ventajas en este sentido.

Vamos a ver algunas de ellas:

Fuente inagotable de calcio

Lo mismo que ocurre con la totalidad de los lácteos, hay que tener bien claro que uno de los principales beneficios que tiene la leche condensada es la gran cantidad de fósforo y calcio que aportan a nuestros huesos.

Todo ello es de lo más interesante en las edades tempranas, pues son aquellas en las que los huesos se desarollan, también para los adolescentes como las embarazadas o las personas de avanzada edad.

Una gran fuente de vitaminas

Otro de los beneficios que tiene este tipo de leche es la importante cantidad de vitamina A y D que nos llega a aportar, la cual es bastante necesaria para nuestra vida diaria. No olvidemos que además contiene una gran cantidad de vitamina C, la cual llega a ser vital para que nuestro sistema inmunológico sea mucho más fuerte.

Lucha contra las edades cardiovasculares

Como decimos, la leche condensada tiene gran cantidad de vitamina B así  como de magnesio, ayudando a que se lleguen a formar glóbulos rojos nuevos en la sangre y se produzca una mejora en el flujo de la sangre. Son bastantes las ventajas, ¿no? Pues no se quedan aquí.

También una fuente importante de fósforo

Cuando hablamos del fósforo lo hacemos de un mineral que ayuda a que se realicen las funciones de carácter diario en nuestro cerebro. Otro de los beneficios importantes que tiene la leche condensada, pues es una importante fuente de fósforo, lo que ayuda a realizar muchas funciones en nuestro cuerpo.

Ayuda a tener una piel ideal

Como contiene vitamina A, lo que hace es colaborar a que se conserve la piel y a su hidratación, ayudando también al retraso del proceso natural de envejecimiento.

 En el caso de que practiques ejercicio

Aconsejamos tomar un poco de leche condensada antes de que comencemos a realizar un importante esfuerzo físico, pues también es una importante fuente en cuanto a los hidratos de carbono, lo que ayuda a que se tenga una gran energía de forma rápida, para que el cuerpo responda con vitalidad.

Los deportistas pueden tomarlo sin miedo, porque de vez en cuando no es problema y menos cuando se gasta energía en tanta medida, por lo que hay que tenerlo en cuenta.

En la cocina también funciona

Como no, también se conoce y usa la leche condensada como gran acompañante para el café o el famoso café bombón. Podemos ver en muchos bares como se preparan este tipo de café, con su clásico chorrito de sabor de leche condensada. No hay que olvidar que también es de lo más indicada a la hora de poder elaborar postres caseros, los cuáles siempre quedan de lo más ricos.

Un clásico que siempre vuelve

Los que crecimos en los setenta u ochenta seguro que recordamos lo famosa que era la leche condensada en las meriendas de tantos y tanto niños. El caso es que el paso de los años hizo que dejara de tener ese papel tan importante.

Se dice que también no es bueno abusar de ella por su alto poder calórico, especialmente ahora que los niños no hacen tanto deporte, porque bien es cierto que hace décadas los niños solían estar más tiempo fuera de casa que en su hogar.

Con todo lo que te hemos contado, estamos seguros de que has podido ver que la leche condensada parece preparada para dar mucha guerra, por lo que no es mala idea incorporarla de forma moderada en el caso de que te hubieses olvidado de ella o se la des a probar a tus pequeños.

Un alimento que tiene un rico sabor y que además no deja de ser un placer para nuestro cuerpo. A la hora de elegir, seguro que tienes en mente muchas marcas, no hay una sola que podamos recomendar, pero mejor las que tengan su fabricación de la forma más artesanal posible, pues seguro que el resultado de la leche condensada lo notarás en ese dulce sabor que tantos suspiros lleva provocando durante tantos y tantos años.

Nuestra recomendación es, como ya hemos dicho antes, tomarla con moderación, recuerda que esas calorías que tiene se deben gastar, o de lo contrario, es posible que ganemos algún kilito. ¡Buen provecho!