Influencias de la Cultura Mediterránea en la Arquitectura

Influencias de la Cultura Mediterránea en la Arquitectura

El Mar Mediterráneo baña las costas de nada menos que 10 países y hasta 3 continentes, su influencia se respira en cada una de estas diferentes culturas creando un amplio y rico tapiz que podemos apreciar en muchos ámbitos diferentes, entre ellos en la Arquitectura.

Regiones, todas ellas, que comparten clima y orografía, y que han desarrollado culturas, costumbres y modos de vida diferentes. No hay mejor solución arquitectónica que aquella que se adapta a la vida de las personas, así, en cada uno de los países cuyas costas son bañadas por el Mediterráneo podemos encontrar diferentes influencias.

Influencias históricas que quedan impresas en los muros y techos de las villas mediterráneas que se remontan a más allá de la Edad Media, pero lo cierto es que sus soluciones constructivas bien pueden trasladarse a la mismísima Antigüedad.

En este tipo de regiones las viviendas tratan de aprovechar al máximo el espacio y de defenderse del sol abrasador. Viviendas extensas para familias extensas que aún hoy marcan el carácter de las villas contemporáneas.

Aún recuerdo la primera vez que visité Sicilia, la belleza de esas villas puramente mediterráneas. Por lo general, en sus viviendas suelen aprovechar la materia prima basándose en la proximidad, materiales entre los que priman los pétreos, desde compuestos de arcilla como el tapial, el adobe y el ladrillo.

Al fin y al cabo, debe tratarse, principalmente de materiales aislantes, el calor es uno de los grandes enemigos de la arquitectura de las zonas próximas al mar Mediterráneo. Por ello, las viviendas suelen basarse en revestimientos blancos o tonalidades claras que reflejan la luz del sol y minimicen la sensación de calor.

Arquitectura Griega y sus Influencias en las Casas Menorquinas

Me gustaron mucho también las casas que vi en Santorini, donde se puede apreciar muy bien la arquitectura griega y más puramente mediterránea con callejuelas estrechas y laberínticas, escalinatas que parecen salir del propio pavimento. Grecia y sus islas marcadas por una historia fuertemente arraigada en la mitología, así como en la religión y el culto a los dioses.

Recuerda, en cierto modo a nuestras Islas más mediterráneas, las Baleares. Con una directa influencia griega, per con los vestigios de la cultura árabe que un día ocupó la mayor parte de la Península Ibérica.

Utilizan el color blanco en fachadas e interior, materiales naturales. De entre ellos, uno de los más utilizados en Ibiza y Formentera es el estuco de yeso blanco, tanto en el interior como en los exteriores, como en el blanco encalado.

Los jardines también tienen un gran protagonismo, conservando antiguos elementos de la vida cotidiana como los pozos que abastecían de agua extensas familias. La vegetación se convierte en autóctona, árboles como el olivo o la palmera o el naranjo no suelen faltar en estos paisajes.

Es importante conocer esta cultura y su estilo a la hora de reformar una casa al estilo mediterráneo. Reformar una casa menorquina está siendo toda una aventura, pero teniendo en cuenta la esencia mediterránea me está resultando más fácil de lo que pensaba.

Quería mantener la esencia de este estilo y cultura y añadirle algunos toques e influencias diferentes. Principalmente a la hora de decorar los diferentes espacios. Mi idea era dar protagonismo a la cerámica. Para ello, conté con los servicios de Cerámica para Arquitectura, donde encontré estupendas ideas para el revestimiento de diferentes espacios, tanto exteriores como interiores.

Conseguí mantener la esencia de este estilo que se extiende por varios continentes y aportarle un toque nuevo y original.