La logística como pieza clave de superación empresarial

La logística como pieza clave de superación empresarial

Siempre se ha tenido la sensación, hablando por supuesto desde el punto de vista general, que en España somos menos productivos que en el resto de Europa. Unos dicen tener datos de tal asunto, otros aseguran que las cifras son otras y que la afirmación no es cierta. Lo cierto es que valorar este asunto se ha convertido en una tarea más que complicada. Los datos que se ofrecen desde los medios de comunicación no terminan de convencer al grueso de la sociedad y los que son publicados por los organismos oficiales de los países tampoco es que gocen de una gran popularidad.

Emitir un juicio sobre este asunto sería, por tanto, algo que estaría fuera de lugar. Lo que sí se puede decir abiertamente es que hay sectores que han crecido de un modo importante en los últimos años y que la situación es bastante más halagüeña ahora con respecto, por ejemplo, a las circunstancias que rodeaban a los profesionales españoles allá por el año 2008. Ahora se respira otro ambiente en nuestro país. Un clima que no es tan derrotista y que vuelve a ilusionarnos a muchos, aunque sí es cierto que no a todos.

El sector de la logística y el transporte ha sido uno de los que mejor ha evolucionado en los últimos años. Lo ha hecho desde varios puntos de vista. En primera instancia, desde un punto de vista tecnológico, puesto que ha sido esta una de las actividades que mejor se ha adaptado a los nuevos avances y a las nuevas máquinas que se han ido preparando para el trabajo en almacenes o con camiones, En segunda instancia, este sector ha evolucionado desde el punto de vista económico. Ahora se factura más, el número de empresas ha crecido y se disponen de más recursos para operar.

Sólo hay que conducir un poco por Madrid para darse cuenta de la cantidad de almacenes que hay en la capital de España. Ciudades como Getafe, Alcalá de Henares, Torrejón de Ardoz, Fuenlabrada o Alcobendas disponen de plataformas logísticas de primer nivel en España, y eso contribuye de manera sustancial a que ésta sea la zona más rica de todo el país. De hecho, es la parte fundamental que explica que esto sea posible.

La logística es, por tanto, una de las razones que explican el buen funcionamiento económico de una Comunidad de Madrid que en parte gracias a ella ha sido la primera en salir de la crisis económica en España. Así lo ha explicado recientemente una entidad como Stock Alpha, compuesta por profesionales en logística integral, en un estudio del que la capital de España y su área metropolitana han salido muy bien.

El almacén, una pieza clave en este crecimiento

Hablábamos un poco más arriba de la gran cantidad de almacenes que hay en un espacio tan reducido como lo es la Comunidad de Madrid, que no deja de ser, recordemos, una de las comunidades autónomas más pequeñas de todo el país. Sin embargo, la importancia de un elemento como este es vital para miles y miles de empresas ya no solo de esta zona, sino de toda España. De hecho, existen páginas web como la del Observatorio del Ecommerce que analizan cuáles son las claves para una correcta gestión de los almacenes, entre las cuales se encuentran la división por áreas o el control de los productos que en ellos descansan.

De estas claves han salido grandes empresas multinacionales que han generado millones de euros y miles de puestos de trabajo para un país como el nuestro. Y es que tener claro lo que se busca con un almacén y con todo el material de trabajo que implica es fundamental. El objetivo, que no es otro que el de optimizar los costes de gestión, debe estar presente en cada uno de los actos y las decisiones que se tomen en el interior de esas naves.

Seguirán pasando los años y, por mucho que cambien las necesidades de la sociedad y la tecnología, los almacenes seguirán siendo elementos de primera necesidad para las empresas. Y más teniendo en cuenta la importancia que viene ganando el ecommerce de un tiempo a esta parte. La importancia de la logística, en general y en definitiva, seguirá siendo de la partida en cualquier situación que genere el futuro.